Para alcanzar el objetivo, no basta con limitarse a reflexionar sobre él. Tal y como lo expuso un sabio, « una onza de práctica vale por una tonelada de teoría »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *