Quemar etapas

Hoy, he podido quemar etapas:

  • Hacer por última vez algo con personas, que sé que el año que viene no veré ni haré con ellas lo que hice en un día como hoy.
  • Tener mi momento de paz, fuera de playas abarrotadas de deseos y ruído. Porque cuando veo a mucha gente hacer lo mismo, me preocupo.
  • Hoy, en la intimidad he podido quemar, romper, desechar de manera consciente recuerdos, cosas, personas, amores, que ya forman parte del olvido.

Olvidar, es dejar ir. Quemar lo que fue.

Quemar etapas, es quemar páginas de tu libro de vida, para que se haga más ligero de llevar, más sencillo de leer. Que pueda resumir lo mejor de ti.

¿Y las cenizas de esas páginas?

Se las llevan los aires nuevos, los nuevos ciclos, las buenas nuevas, la esperanza.

Porque la vida sigue.

Debe de seguir para que en otro momento puedas, volver a quemar etapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *