Escrito en: Avenoir

Podemos ver dónde hemos estado, pero no a dónde vamos.

Al leer los artículos que había escrito desde el 2012 me di cuenta que me los escribía a mí.

Esas aptitudes que describía y decía que eran necesarias para avanzar, son las que siento que tengo hoy.

Esos consejos que escribí me los estaba dando a mí. Ahora que lo pienso, hice el mismo ejercicio que Alex Rovira.

Esos artículos cumplieron su cometido. Sanaron.

Como hace la comida en nuestro cuerpo, queda lo que nutre lo demás, debe expulsarse. Así hice: borré esos 30 artículos, porque su voz ya no es la mía.

Para quien lo leyó, llegó en su momento y ayudó. Tal y como lo hizo conmigo.

¿A dónde me llevarán las teclas ahora?

Fin de etapa

Hoy.
Un empujón más para ser mejores.

Libres.
Fuera de romanticismos.
Cerca de la realidad.
Cerca de nosotros.

No me importa con quién estés.
Me importa que estés bien contigo.
Que tu centro brille.
Que tú brilles.

Porque somos la suma de las personas que llegan a nuestra vida.

Mejoramos cuando te abres, entregas, recibes y después, das a quien venga.

Mejoramos porque nos abrimos juntos. Nos dejamos ser. Sin más.

Tú. Yo.

Somos mejores porque dejamos que la vida nos ponga en nuestro lugar como cree que nos haremos bien. Antes, ahora, en el futuro.

Y confío.

Importa estar.
El cómo, siempre será el mejor.

Sigamos.
Fin de etapa.

Adiós nosotros. Lo que fuimos.
Hola, a lo que seremos.

Aprendo cuidando plantas

Ella cuidaba las plantas.
Maravillosas, llenas de vida. Su mano se notaba.
Y me parecía maravilloso ver como crecían. Igual que los niños lo hacen en la noche.

Ella se fue.

Las plantas se quedaron.

Nos quedamos solos.

Dudé ¿a la basura? y seguro de mí dije NO.

Paciencia, amor, cuidado.
Y las plantas siguen creciendo.

Con lo mejor de ella.
Con lo mejor de nosotros.

Con lo que cada uno hace de su vida en el presente.

Ir con la vida, es dejarse llevar con lo que va pasando.

Cuando hay que correr, corre.
Cuando hay que parar. Pararte.

¡Esto qué difícil es!

Y cuando lo logras.
Qué fácil resulta la vida, aunque haya dificultades.

Aceptar. No resignarse.
Sólo ir con la vida.

Renacer

Antes de Roma. 2013 / Por @nubialonso
Antes de Roma. 2013 / Por @nubialonso

Hoy como en 2013 hemos renacido.

Ahora y desde hoy cada uno comienza un camino nuevo. La vida nos volverá a encontrar. Si ha de ser.

Gracias por tanta entrega y amor.
La separación ha sido dura.

Eso sí, deja en nosotros lo mejor de cada uno.

Reflexión: Si la esperanza de vida ha aumentado y los niños pierden la inocencia antes ¿a qué edad serán viejos?

No vas a estar para siempre.

Dímelo.
Díselo.
Dítelo.

¿Qué sientes? ¿Qué sientes que debes hacer?

Visión corta de mañana / Por Carlos Martín

Visión corta de mañana

Días largos.
Y en los momentos de calma. Pensar. O no pensar. Sólo darse tiempo.

Visión corta de mañana.

Lo banal e inservible me llega a las rodillas.
Caminar dentro de esas arenas movedizas. Llegar a la otra orilla. Moverte sin ser tragado por la estupidez diaria.

Visión corta de mañana.

Las pequeñas cosas buenas son mejores. Vitales. Importantes.

El amor.
La creatividad.
Estar aquí.

Visión corta de mañana.

Cierro los ojos. Respiro. Estoy en mi. Me siento. Abro los ojos. Sigo.

Visión corta de mañana.

Visión corta de mañana / Por Carlos Martín
Visión corta de mañana / Por Carlos Martín

Carnaval

Hoy, uno de esos días en que mi cuerpo va un lado. Mi mente por otro.

Carnaval, porque celebro la alegría de la vida que me toca vivir. Aunque mi cuerpo vaya a rastras.

Soy víctima de mi entusiasmo, porque entrar dentro de las personas me encanta. Aunque como dice alguien que aprecio mucho ‘me crecen los enanos’.

No creo que mi vida sea excepcional o vertiginosa, sin embargo, siento que mi vida tiene dirección y sentido.

120 años digo siempre. Hay motivo para llegar ahí.

Hoy esperando a salir disfrazado me da por pensar esto. Mientras afuera, en la calle, sigue el ruido del carnaval.

Deseo de Unicornio / Por Carlos Martín
Deseo de Unicornio / Por Carlos Martín