Estás leyéndome en: Dès vu

Cuando miro, y veo el presente sé que es algo que recordaré

Otro camino / Por Carlos Martín

Nos repetimos

Todos los años, nos repetimos.

Creencias, sentimientos, palabras, situaciones.
Un loop eterno que no es para nada random.

Piénsate.

Qué pensabas de este año que comenzó. Qué piensas ahora.

Qué dices cada invierno ¿te has resfriado? Cada verano ¿veranito con la familia?

Qué dices cada día. Qué haces cada semana. Qué sentimientos tienes a medida que pasan los meses.

Y así. Otro año que se va. Y se va contigo.

Con las creencias, sentimientos, palabras y situaciones que volverás a hacer el año que viene.

¿Cambiarías tú yo calcado del año pasado?

Otro camino / Por Carlos Martín
Otro camino / Por Carlos Martín

2019: Año 1

“Año de nuevos comienzos”

El año personal número uno, es un año muy positivo, especialmente para realizar nuevos comienzos en todos los ámbitos.

La energía de este año trae claridad mental, junto con la fuerza de la ambición; las puertas se abren con facilidad y las oportunidades se encuentran a la vuelta de la esquina.

Es hora de tomar las riendas de su vida y demostrar sus dotes para dirigir o bien exhibir sus verdaderas capacidades en el ámbito donde se desempeña; pues brillara con luz propia y sus superiores lo notaran; puede valerle un aumento de salario o un reconocimiento.

La creatividad estará a flor de piel, es la hora de sacarle partido; las ocurrencias emprendedoras o las ideas innovadoras deben ser compartidas con las personas adecuadas.

Este es el año para cultivar nuevas amistades, habrá algunos que traerán el éxito y otros que se convertirán en una entrañable amistad que durara para toda la vida.

El año personal número 1, es el comienzo de un ciclo completo de 9 años, por lo tanto es muy importante como se empieza el ciclo.

Claves son:

Mostrarse abierto a lo nuevo.
Flexible frente a los cambios.
Actuar en primera persona (Tomar la iniciativa personalmente, sin intermediarios).

Numerología en Euroresidentes

Hoy

Hoy: Una mujer raída por el tiempo se sentía más guapa. Que bueno, atreverse a cortar más su pelo y experimentar.

Hoy: Una mujer alegre y encantadora buscando optimismo, tropezó en la calle. No es su pie pequeño. Algo quiere resolver que tiene su cabeza en otra parte. Y sus pies también.

Hoy: Una mujer abrió su corazón. Madre coraje con dos hombres a cuestas. 6 y 14 años. Impaciencia por arreglar lo roto y dar un buen futuro. Tan duros son los pasos que sus pies tienen dolencias.

Hoy: Una mujer piensa: esto va mal ¿En qué va a parar todo ésto? El trabajo, por el que damos nuestras vidas no es lo que merezco.

¿Qué merecemos hoy? ¿Qué merecemos?

Todos, ellas y yo bajamos la persiana.
Mañana otro día de venta.

1977

Mi emoji de 1977 / Foto: Carlos Martín
Mi emoji de 1977 / Foto: Carlos Martín

Mi guardería.
Mi “Kindergarten” con nombre de cuento.

El uniforme.

Verde, con cuello puntiagudo a la moda del momento.
Algunos lo tuvieron con campañillas en sus puntas ¡lo más!

Ahora que lo pienso: nuestras ‘seños’… 15 niños con campañillas… santa paciencia.

Mi nombre bordado.

Me detenía a ver los hilos que hacían cada puntada de la lana roja.

La siesta.

Era especial.
Espacial.

Cada uno tenía una la alfombra para dormir en el suelo. Dormir tocados por los rayos del sol.

Rico.
Era una siesta de verdad.

Mi alfombra.

Rayas peludas de arcoiris.
Arcoiris perfecto porque tenía negro.
Los arcoiris deben tener el negro.
Negro chocolate.

Sus rayas hacían un paisaje cuando giraba mi cabeza y las veía perderse.

Era mi paisaje preferido para ver antes de dormir.

1977

5 recuerdos.
5 años de vida.

Fue bonito ser un Peter Pan.

Noche de Reyes / Por Nikka 3X

Por arte de lomo

Víspera de Reyes Magos. Por arte de lomografia.

Después de trabajar hasta las tantas un perrito caliente y una cerveza lo arreglan todo. O casi todo.

Estrenando 2009 y Mr. Smile de Santa Cruz no me arrancaba la sonrisa ni con la artillería pesada de su perrito especial.

Dos mordiscos, un tercero llegó en solitario. El mordisco final, acompañado. Una amiga al rescate al otro lado de la barra. Me dijo vente.

La noche que parecía triste y solitaria se llenó de novedad y nuevas personas.

Recuerdo a una chica pelirroja, delgaducha y muy jovial.

¡FLASH!

… Un robado me ciega.
Y una sonrisa pícara asoma un colmillo.

Ella.
Verónica para los amigos.
Nikka XxX para MySpace.

Y así descubro a Nikka y sus lomografías.

El 2009 sólo acababa de empezar…

Noche de Reyes / Por Nikka 3X
Noche de Reyes / Por Nikka XxX
Un paseo. Un regalo / Por Carlos Martín

Sabrás o no

Te vi.
Antes de que te vieras.

Porque tu pecho estaba pegado a una mantita mientras tus bracitos y piernas sólo sabían moverse. Como volar. Como nadar.

Supe tantas cosas bonitas e importantes.
Casi el primero.

Tu primera palabra.
Tus primeros casi todo.

Y por vídeo, en fotos.
Te vi crecer.

Gracias al momento compartido de otra persona que también crecía. Gracias.

Porque crecimos juntos.

Vivimos el momento de dos personitas maravillosas que crecerán.

Antes que sus padres.

Y nos vimos en un parque.

Jugamos.
Reímos.
Digimos tortuga.

Adiós y hola.

Porque los niños siempre reciben lo nuevo con ilusión y curiosidad.

Bonitos.

Se les quiere mucho.
Se les conoce mucho.

Lo sabrán o no.

Un paseo. Un regalo / Por Carlos Martín
Un paseo. Un regalo / Por Carlos Martín

2006

Estrenar un año que ya fue / Por Carlos Martín

Un año de descubrirme. Me descubriste 2006.
Otro yo salía, después de tanto hurgar.

Tenis sucios, de barro, de mi, de borrachera. De borrachera sucia.

Libre, en compañía. Cobijado. Con amigos.

Fui Dj. Superstar.

Amante de segundos, de besos de ellas, de ellos.

Besos con lengua.
Y otros atragantados que no fueron.

Y fuimos libres.

Para empezar el 2006 atrapados en nosotros mismos.

Que ya es.

Fuimos. Y nos olvidamos de nosotros.
Porque eso ya pasó.

Y el 2006 también.

¿Qué quedó de ese ahora?

Más talento, menos ego

Cuéntame de dónde vienes, de dónde salen tus talentos y tus miedos.

Dime de ti, déjate oír. Que tus palabras son sabiduría. Modesta, sincera. Que ha vivido su vida.

Muéstrame tus maneras, tus deseos de superarte, tus virtudes. De dónde viene el viento que da alegría tu cara.

Te muestro de mi, con todo lo que he vivido, aprendido y equivocado. Porque en el camino de crear algo nuevo, somos los dos. Nuevos.

Más talento y menos ego.

Lo hemos conseguido.
Hemos creado el nuevo camino.

Sigamos, el camino se hace andando.

Cuando trabajo veo: Las camisetas ¿saben lo que dicen? / Por Carlos Martín

Deseos

Hace dos años hicimos un juego.
Pedimos 5 deseos.

Después de hacer una guirnalda de navidad, le dimos nueva vida, colgando en ella 5 deseos y dejándola en nuestra habitación.
Escribimos esos deseos y los colgamos con la promesa de verlos juntos ‘más adelante’.

Pasaron 2 años.

Algunas pocas veces, cada uno veía los suyos.

“Ella me decía ‘alguno de los míos se han cumplido’. Mientras yo en secreto, pensaba que los míos tal vez, eran algo egoístas…”

Hoy en nuestra charca, los abrimos. Emoción.

Nuestros deseos estaban alineados.
Pensamos lo mismo.
Deseamos lo mismo para nosotros. Y lo mejor para cada uno.

Preparando la salida
Un día pintado
La charca, el lugar de nuestros deseos importantes
2 años en secreto. Nuestro juego de deseos
Deseos
Rico de comer
Rico de beber

Y lo mejor está pasando lento, porque estos deseos siguen su camino y se siguen creando.

Porque se han creado dentro de nosotros.
Los vemos crecer, transformarse.

Lento.

Resumen del mes. Febrero se va.

Sí, vista atrás. Con los ojos pequeños de seguir medio dormido mientras el tranvía sube.

Contento, porque los dos objetivos del mes fueron cumplidos:

– Cumplir un año de trabajo – y continuar trabajando con Wehbe. Cada día es más ilusionante que el anterior.

Estoy aprendiendo tanto que me siento otra persona, mejor de la que era. Sobre todo más serena, más observadora y lo mas importante, más humilde.

A nivel de aptitudes profesionales, aprendiendo de cero y contextualizando aprendizajes anteriores para encontrar soluciones a los que llamamos sabiamente “cuellos de botella”.

Ahora que me leo mientras escribo, mis ojos se abren más. Sí, estoy de camino en tranvía al trabajo. Qué bueno ¿verdad?.

– Finalizar el pago de una larga deuda adquirida hace casi 10 años. Los últimos 4 fue comprada por una de esas financieras cuyo trabajo es presionar de todos los modos posibles para que la saldes.

Por fin dejo de ver su número oculto, número desconocido, número con aviso de llamada spam y todas las variantes de estos años, están fuera de mi oreja y cerebro. Por fin.

El aprendizaje de esta larga fase es: no pidas dinero para cosas que no sabes si vas a poder pagar.

Seguro lo habrás leído por ahí. Pues sí.

Paga en efectivo todo lo que puedas y si no tienes, no compres. Porque la deuda contraída de esa compra a crédito desconoces en lo que se puede convertir.

La mía, era básicamente compras de cosas que ya no recuerdo.

Y se transformó en 10 años de fatigoso pago llenos de disgustos, sacrificios y llamadas agotadoras de personas que no conozco y que la mayoría de las veces me trataron como a un hijo malcriado y caprichoso. Porque lo era.

Ahora, a pagar las últimas dos que me quedan. Y con eso me quedo limpio. Limpio de verdad.

Libertad financiera. Es la recompensa.

Y ahora a por marzo. Y a bajarme del tranvía en breve.

El día ya ha comenzado.

diversos y convexos

Nosotros (y más allá)

Hablemos de nosotros:

Somos extranjeros cada día, cada fin de semana.

Me enorgullece sentirnos más nosotros cada vez. Menos parecidos a lo que éramos y de dónde vinimos. Como si viniéramos del país que se llama “es posible si dos quieren”.

Aturdido, sin saber a veces el día en que vivo, pones norte. Pones, el ésto, el aquí y el ahora.

Ésto: es nuestro compromiso. Creemos y nos creamos.

El aquí: Presente sin anestesia. Porque lo que toque, que sea unidos.

El ahora: porque nos hacemos ya. Para entregarnos cada día mejores el uno a otro.

Y lo que me importaba era que era hoy “por fin viernes” y que nos veríamos lo antes posible. Saber si estabas mejor de la tos y tu día agotador y si a mi no me ardían los ojos de estar expuesto a luz artificial.

No recordaba nada más. Es como si siempre fuera ‘estamos’.

Y hoy tocaba: Parar. Sentirnos. Respirar. Me has enseñado a eso.

Decir: Esto, aquí, nosotros.

Porque tú me haces estar presente de lo que pasa, de lo que hacemos y de que más allá del amor, hay algo más:

Lealtad.

Pese a la guerra, pese a lo difícil. Pese a lo que venga y tenga el tamaño de un dragón que lo queme todo.

Más allá del amor, lealtad.
Más allá del amor, nosotros.

Te amo Nubia.

6 años juntos. Más allá de lo que pudimos imaginar.

diversos y convexos
Diversos y convexos. / @nubialonso y @caco__o en Instagram
Playa

Metas y el primer baño del año

Metas

  1. Inglés. Hablar, conversar, comprender. Serán clases online y con nativos de la lengua.
  2. Yoga y deporte. Mínimo 3 veces por semana, Mammoth Hunters ¡Seguimos entrenando!.
  3. Publicar. Toda la experiencia y proyectos hechos, actualizados y compartidos en LAVLAV.eu.
Respirar
Respirar.
Playa
El mar, siempre el mar.
Al sol
Al sol. Contigo mejor.

¿Y si nos diéramos un baño helado en Holanda?
El tiempo lo dirá.

– Ver: Holanda comienza el año con un chapuzón refrescante en el mar del Norte

Fotografías: Carlos Martín