Escrito en: Verme

Esos detalles que me describen a veces sin palabras.

Hogar para vivir

Mi hogar allí donde esté: Pequeño. Con lo necesario. Un hogar para mí.

1 habitación. 1 baño, salón y cocina juntos.

Nevera pequeña. ¿Lavadora? Si hay una buena lavandería cerca mejor lavar allí. Es lavado profesional y puedo salir de casa y aprovechar mi tiempo.

Para cocinar elijo dos fuegos y si es eléctrica, mejor. Cocinar es un placer sencillo, crudo o cocinado sin complicaciones.

Menaje lo justo. Usamos la mitad de todos los vasos, platos y cubiertos que compramos.

Un sillón de una plaza, una mesa para comer con dos puestos y sillas diferentes y espacio en el salón para hacer calistenia.

El trabajo digital sólo necesita smartphone, tablet o portátil. Y si necesito más horas y ordenador más grande será en espacio de trabajo compartido: Ser visible y estar en comunidad para compartir y multiplicar oportunidades.

Cama grande, para mí y para compartir: Bienvenida. Bienvenido. Bienvenide.

Baño con ducha. La bañera está sobrevalorada y poco usada ¿Un largo? En un spa, gracias.

Plantas y flores siempre. La que me quiera acompañar. Cada planta, cada flor ha llegado y se ha ido cuando ha sido mejor para nosotros.

El barrio, tranquilo. Cerca de todo, lejos del ruido. Con mercado municipal para hacer compras sencillas para comer sano y económico. Con tiendas de todo tipo adaptados a mis valores y forma de vida.

La mudanza a ese nuevo hogar viene de otro dónde he muerto y vuelto a nacer 4 veces.

De allí saldré con 3 cajas, 2 maletas y 1 corazón con ganas de aventuras.

Personas

Cuando era pequeño mi madre me dijo cómo eran las personas, las mujeres y hombres que conocíamos hasta entonces.

Y hoy, después de ‘mil años’ mujeres y hombres son diferentes:

Son personas más allá de su sexo, porque entre las piernas hombres y mujeres hoy, pueden escoger qué quieren tener. Porque tus genitales no definen tu sexo.

Son personas más allá del amor, porque eligen la vida que quieren vivir y escogen la lealtad a ellos mismos y a la persona que aman, para dar forma a su propio concepto de pareja. En consenso, en comunicación.

Soy hombre, me siento hombre y me gusta lo que la naturaleza me ha dado.

Ahora, descubrirme, elegirme, abrirme al mundo que ya está lleno de esos hombre y mujeres libres de genitalidad, me maravilla.

Porque puedo elegir, qué ser, qué sentir, qué vivir con quién y cómo, más allá de lo que imaginé. De lo que aprendí.

Ahora puedo reaprender mi forma de amar a mi medida.

Siento que soy el hombre que me gusta ser, creado de adentro hacia afuera. Primero sentido, luego interiorizado, luego realizado.

Persona, más allá de genitalidades y etiquetas.

Hoy. Fui visto azul

1. Es el matiz propio del cielo. El azul representa la inspiración, es el color espiritual. Su poder y significado espirituales se conocen desde hace mucho tiempo. En los países orientales se acostumbraba colocar objetos de color azul en las tumbas para alejar a los males espíritus. En China y Japón es el color de la Fortuna.

2. Hay azules que representan la mayor de las capaci­dades intuitivas y azules que indican la más profunda melancolía.

3. La presencia de mucho azul en el aura significa una naturaleza artística y armoniosa, así como comprensión espiritual. Es el rayo de la Luna y siempre se le ha asociado con el aspecto femenino. EI azul figuro de manera prominente en los templos a Isis en el antiguo Egipto.

4. En la iglesia católica es el color de la Virgen Maria. Un azul brillante de nota seguridad y confianza en uno y la posesión de un carácter más positivo que el de aquellos cuyas auras irradian tonalidades más pálidas de azul. Las personas con una buena porción de brillante azul son, por regla general, amigos fieles y de carácter sincero.

5. Los matices mas oscuros de azul muestran cualidades espirituales. La presencia de Índigo en el aura indica un alto grade de espiritualidad, integridad y profunda sinceridad. La sabiduría y la santidad están representadas por auras azul oscuro, y ciertos matices de azul pálido indican idealismo.

6. El azul mas común en las auras es el azul marino e indica la entrada de información desde la profunda fuente de todo conocimiento.

7. En las capas del aura representa diversos grados de intuición. Cuando se encuentra en la capa áurica etérea, la intuición es fuerte y, can frecuencia, inconsciente.

8. Las personas can poderes psíquicos, exhiben este azul en muchas zonas del aura.

9. Otro azul muy común es el azul claro, el cual representa un proceso de estudio.

Cuando una persona tiene este matiz significa que esta recibiendo estímulos para apren­der algo que es importante para su desarrollo. Es el color óptimo para la capa áurica astral, ya que cuando el azul cielo aparece por todas partes, la persona se encuentra en un momento de excelente salud emocional.

10. Hay otro azul, el cual al mezclarse con el verde da el turquesa; se le conoce como el color de la Nueva Era, porque indica un desarrollo orientado positivamente.

Más colores en Un Mundo Misterioso

Hogar, más que casa

Llevo viviendo en el mismo hogar hace unos 15 años.

Un piso que siendo mi mi espacio, ha cambiado conmigo:

Primero fue mi casa de soltero. Un lugar para aprender a ordenarme, a decorar y encontrar mi sitio como persona independiente.

Después fue mi casa para emprender. Lo convertí en un espacio neutro, apto para que quien entrara se sintiera cómodo sin sentir que entraba en un espacio privado.

Luego, se convirtió en una casa para dos. Preparé mi casa para ser un hogar compartido. Sentía que conocería a una persona con la que haría de ese espacio un hogar compartido. Y así fue por 7 años.

Ahora, se ha convertido en un hogar para 1. Un hogar para mí y sólo para recibir visitantes: Para trabajar, comer y compartir la misma cama. Sólo eso.

Mi reflexión después de tantos años vividos es que – puede – que en el futuro, quién venga a mi vida ha de tener su espacio propio y quiera crear uno nuevo compartido, sin perder el suyo – su casa – el hogar que siempre estará allí para su propia intimidad.

Todos merecemos tener un hogar propio donde volver, donde ir cuando así queramos. Un espacio íntimo, fuera del hogar que tienes con otra persona.

Veremos qué dice la vida futura y las elecciones que haga(mos).

Y en pocos días la vida me cambió

Casi a un mes de no beber el primer café de la mañana. Me pasé al té.

Me salto una comida a voluntad. El almuerzo no me hace falta por ahora.

Calma dentro. Calma fuera. Paso a paso. Momento a momento y a paso firme. Sereno. Y si me agito, cerca está la calma.

Casi nada frito. Mucho crudo. Comida sencilla y simple. Poco animal, mucho vegetal.

Azúcar de la fruta.
Agua. Cerveza. Vino. Y zumos de verduras o fruta muy sencillo.

Y por dentro me siento otro.
Por fuera, más calmado. Sereno y con fuerza.

Estos cambios vienen de otros cambios.
Veremos qué va sucediendo.

Retorno al origen es:

Restaurar la esencia, la energía y el espíritu a su estado primordial de pureza y suficiencia.

Hola 2019

hola sol. hola mar. hola 2019 / Por Carlos Martín
hola sol. hola mar. hola 2019 / Por Carlos Martín

Hace un año estaba aquí, en esta misma playa.

Pensando en lo que quería conseguir de mí en el año que pasó.

Hoy, vuelvo.
Misma playa.
Y diferente yo.

Ajado y fuerte.
Con emoción y temple.
Firme y flexible.

Calmado y sin pretensiones.

El camino se hizo el año que dejé atrás.

Seguir lo hecho.
Seguir con la limpieza profunda, para recibir lo nuevo.

Y vivir la vida que sigo viviendo.
Cada cosa en su momento.
Momento a momento.

Sigamos adelante.
Hola 2019.

Mis 12 uvas en 30 minutos

En el suelo, sobre una manta como si fuera un camping.

Sidra, 12 uvas y un poco de queso.

A media luz.
Un salón sin muebles.
Tumbado en el suelo, observando el paisaje del año que se va.

Qué hice, qué viví.
Qué dejo, qué me llevo.

Cada pensamiento, cada recuerdo. 1 uva.

Qué haré conmigo. Para mí, para quien venga.
En qué punto estoy.

Cada reflexión, cada objetivo. 1 uva.

Y así en media hora vi mi vida del 2018 pasar por delante de mi corazón. Mientras la sidra y el queso jugaban en mi boca.

Quiero hacer este rito más veces.
Más años. En soledad. Y compañía.

A tus campanadas entrego lo más limpio de mi.
Hola 2019.